Los sábados y los domingos, disfrutar de un menú fin de semana en Bilbao se convierte en una auténtica delicia para los sentidos. Seguro que conoces la calidad y variedad de la gastronomía vasca que, en este tipo de propuestas culinarias, puedes disfrutar a un precio razonable.

Ahora bien, un preludio fantástico para ese menú fin de semana en Bilbao es tomar unos pintxos, un auténtico referente del saboreo vasco. Pero ¿sabes cuál es el origen de esta singular manera de picar antes de la comida? Te lo vamos a explicar en este contenido.

Para este recorrido histórico, nuestro punto de partida deben ser las tapas, genuinamente españolas y cuyo nacimiento fue exclusivamente funcional: en las antiguas tabernas se ofrecía un pedazo de pan o un trozo de jamón, junto a la bebida, para taparla. De este modo se evitaba que el vino perdiera su aroma y que las moscas pudieran colarse en en el vaso.

Ese origen parece fijarse en la Edad Media, pero fue a mitad del siglo XX cuando se popularizaron y consolidaron definitivamente, convirtiéndose en uno de los elementos diferenciales de la cocina española. ¡Seguro que te encantan!

Y los pintxos, ¿cuándo y cómo surgieron? Debes saber que fue en la década de 1930, en un bar donostiarra situado junto a la playa de la Concha cuando aparecieron. En esos inicios, su naturaleza fue mucho más sencilla que la de las creaciones actuales. El palillo que sujetaba los ingredientes a la rebanada de pan terminó otorgándoles el nombre de pintxos.

Actualmente, la creatividad, los ingredientes y los procedimientos aplicados se han sofisticado muchísimo, haciendo de la vanguardia y la tradición un cóctel espectacular para nuestros paladares.

Si quieres disfrutar de los auténticos sabores vascos durante el fin de semana o cualquier otro día, te esperamos en Matiko Berria. ¡Regálate un auténtico banquete pleno de satisfacciones!